Categories
fechado visitors

Sexualidad Adriana Royo, sexologa “Hay personas que desean ocultar la angustia con orgasmos”

Sexualidad Adriana Royo, sexologa “Hay personas que desean ocultar la angustia con orgasmos”

La sexologa Adriana Royo argumenta en Falos y no ha transpirado falacias que modelos relaciones sexuales se han convertido en un arti­culo de dispendio. En la era de Tinder, la superficialidad se ha instalado en las vidas y ha extendido las tentaculos hasta el feminismo.

?Te enganas? Adriana Royo dice que si. Es terapeuta y no ha transpirado asesora psicologica. Goza de un master en Sexologia desplazandolo hacia el pelo ha publicado recientemente Falos desplazandolo hacia el pelo falacias (Arpa Editores, 2018), a donde argumenta que, en la era de Tinder, nuestras relaciones sexuales se han convertido en un producto de consumo al que nos apuntamos para producir dopamina, mas que para investigar el placer a traves del sexo.

Dice que no seri­a antiporno pero en su libro argumenta que consumirlo contribuye a alimentar lo que considera una mafia la industria del sexo. Igualmente dice que no conoce En Caso De Que nombrarse feminista en un momento en el que el organizacion capitalista nos provee con camisetas de Dior feministas a justificacion de 500 euros la prenda.

En vi­a sobre la charla atropellada por las interrupciones propias de un punto a veces caotico igual que la escrito de El Salto, cambia de rol desplazandolo hacia el pelo empieza a preguntarme. “?Tu te enganas?”.

Si —contesto—, yo me engano. Sin embargo no tengo tiempo para pensar en eso. Y, Asimismo, soy yo quien hace las cuestiones.

Pasas sobre cabalgar un comercio sobre discos a realizar terapia sexual. ?Esto como pasa? Mi hermana desplazandolo hacia el pelo yo montamos esta tienda, que era sobre libros sobre procedimiento desplazandolo hacia el pelo discos de vinilo. Venia personas, se sentaba, me daban te desplazandolo hacia el pelo me empezaban a relatar su vida. Me di cuenta de que no vendia nada sin embargo venia muchisima multitud a contarme sus cosas y a mi me flipaba.